Ante la situación extraordinaria que está viviendo nuestro país, queremos hacer una pequeña reflexión que pueda ser de ayuda.

Esta federación es una gran familia, compuesta por más de dos mil personas, profesionales de ámbitos sanitarios, sociales, educativos, terapéuticos… y con suficientes habilidades y conocimientos como para contribuir en la medida de lo posible a paliar el malestar de la población.

Estamos recibiendo una avalancha de consejos médicos y de medidas de seguridad respecto al contagio, pero poca información sobre cómo comportarnos en situaciones tan especiales. Y es que no hay un manual, no hay una receta para esto. Pero tenemos nuestra experiencia y nuestro buen hacer en diferentes situaciones profesionales.

Tenemos capacidad para influir a nuestro alrededor, trasmitiendo tranquilidad ante la ansiedad, serenidad ante el desconcierto, haciendo crecer la paciencia y las buenas relaciones, la solidaridad y la ayuda mutua, tenemos capacidad para trasmitir sonrisas ante el desánimo, y seriedad ante las medidas que haya que tomar.

De alguna manera somos, ante quienes nos ven, como el personal de vuelo de un avión, que muestra tranquilidad ante las turbulencias mientras los pasajeros observan aliviados nuestras reacciones.

Seamos profesionales y ayudemos en la medida de lo posible a que esta situación cause el menor malestar posible. Y fijémonos en todos los recursos que poseen las personas, las familias, y cualquier sistema humano. Fijémonos en las cosas que hacemos bien, en lo que funciona, en la capacidad enorme de adaptación y de superación. Porque es habitual empaparse de noticias llenas de alarma, de enfermedad, de muerte, pero poca atención se le presta al trabajo bien hecho, a la ayuda, a la ola solidaria que recorre nuestro país, a la gran responsabilidad que están asumiendo muchas personas con naturalidad, al esfuerzo colectivo, en definitiva, a todos los recursos que llevamos dentro y que nos sirven en momentos complicados.

Ampliemos la luz del faro, y pongamos a disposición de las personas cercanas todos los salvavidas posibles. Sabemos hacerlo.

Vuestra junta directiva y en su nombre vuestra presidenta Ana Caparrós

Estamos disponibles en presidencia@featf.org y secretariajuntadirectiva@featf.org